La Escuela de Marketing Heroico

¿Quieres Fans o Prefieres Clientes?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Estoy seguro de que tienes muchos seguidores

Estoy seguro de que tu empresa, tu negocio o tu mismo si eres un autónomo emprendedor tienes muchos Fans en Redes Sociales y también estoy seguro de que dedicas bastante tiempo a publicar todas las novedades que interesan a tus clientes a través de estos medios: fotos de nuevos productos, descripción de nuevos servicios, ofertas, descuentos, …

¿Estás midiendo el retorno que obtienes a través de redes sociales?

¿Te diste cuenta ya de que cada vez llegas a menos Fans o Seguidores con tus publicaciones?

¿Qué piensas hacer al respecto?

¿Publicar más?, ¿Conseguir más Fans?, …

Hace tiempo ya que las redes sociales son el presente, todos estamos en ellas. Algunos usan Facebook, otros Instagram, la mayoría usa WhatsApp a diario, pero lo que es seguro es que toda la gente usa alguna de una forma u otra.

Las redes sociales son una oportunidad única para cualquier empresa. La posibilidad de poder contactar de una forma directa y económica con tus potenciales clientes no la puedes dejar escapar.

Pero al igual que la tecnología avanza muy rápido, los usuarios van adaptándose y aprendiendo cada vez a más velocidad. Y lo que era una gran oportunidad hace un par de meses, puede dejar de serlo hoy.

Permíteme explicártelo mejor.

La primera vez que alguien vió en un escaparate un descuento del 25% sobre un producto seguramente no pudo resistir la tentación de entrar y comprar, pensando que esa oferta era irrepetible y que si no lo compraba en ese momento, nunca más podría encontrar algo así.

Hoy en día, ves ofertas del 25%, 50% o incluso el 70% en periodos de rebajas y casi no te afecta. Sabes que se trata de técnicas y trucos publicitarios.

Todos queremos comprar, necesitamos comprar, pero a nadie nos gusta que nos vendan.

Intenta hacer memoria, recuerda cuando un vendedor a domicilio visitó tu casa por primera vez.

Su misión era venderte una enciclopedia, una colección de libros o un robot de cocina. Tú o alguien de tu familia le invitó a entrar, le ofreció café y firmó una compra con unos cómodos pagos mensuales sin saber, en la mayoría de los casos, cuanto era el gasto total que había firmado.

En casa de mis padres hay varias enciclopedias y colecciones de libros con increíbles regalos que, para mí, en aquella época, tenían más valor incluso que la propia colección. *Si, yo tengo un Laser Disc y fui muy feliz con él durante un tiempo.

Hoy, los vendedores a domicilio son una especie en extinción.

Los pocos que quedan tienen que tocar muchas puertas para conseguir que alguien les dedique 10 minutos.

Piensa también en la primera vez que sonó el teléfono fijo de tu casa y al otro lado alguien te estaba ofreciendo un descuento alucinante en tu contrato de telefonía.

Casi le diste las gracias. Piénsalo, en las primeras ocasiones le podías llegar a decir al vendedor el número de teléfono de algún familiar o amigo para que le llamara con la misma oferta. Sin embargo, hoy te entran ganas de denunciar en la oficina del consumidor a los vendedores que te llaman para hacerte una oferta.

Repito lo que comentaba antes, todos queremos y necesitamos comprar, pero no queremos que nos vendan.

¿Y por qué te he puesto estos ejemplos?, ¿Por qué he querido que te sientas identificado haciéndote volver a los noventa?.

Porque quiero ayudarte a entender que el uso de las redes sociales por parte de las empresas para llegar a sus potenciales clientes también tiene que cambiar, tiene que actualizarse.

Los usuarios ya no se sienten atraídos como el primer día por tus repetitivas publicaciones con ofertas o descuentos.

La época de conseguir Fans como si no hubiera un mañana, la época de publicar a diario tus ofertas, tus nuevos productos o servicios, la época de vigilar que nadie de la competencia tuviera más Fans que tú, ha llegado a su fin.

Los usuarios ya han aprendido que los descuentos anunciados por redes sociales son como las ofertas que traían los vendedores a domicilio, como los primeros carteles con el 25% de descuento que se publicaban en los escaparates.

Tus clientes ya no se paran a leerlos, ya no pulsan para conseguir la oferta, estas publicaciones ya no causan el mismo efecto sobre ellos.

Esto está tan claro hoy, que hasta las propias redes sociales limitan el alcance de las publicaciones de las páginas de empresa. Porque saben que esos contenidos no atraen a los usuarios.

Ven que estas publicaciones no hacen que los usuarios se paren en ellas, estas publicaciones no hacen que los consumidores pulsen.

Entonces, si tus Fans, los potenciales clientes, ya no reaccionan igual a estas estrategias, ¿por qué la mayoría de los empresarios siguen empeñados en publicar y publicar ofertas usando las redes sociales?, ¿Por qué su estrategia se basa en poner pegatinas en sus escaparates animando a más usuarios a seguirles en Facebook o Instagram?

No quiero decir que esté mal que sigan a tu negocio en las redes sociales y que aproveches para realizar algunas publicaciones siguiendo un plan. Lo que intento es abrirte los ojos a este nuevo cambio.

El efecto que producían estas publicaciones ya se ha disipado. Hay que buscar nuevas estrategias. Hay que volver a camuflar la publicidad para que los usuarios no vean que les estás intentando vender.

Por eso vengo a preguntarte:

¿Quieres Fans o prefieres Clientes?

Conozco tu respuesta. Es la misma para todos los empresarios.

¿Fans o Clientes?

Lo que hace muy poco podría parecer lo mismo, ahora cada vez son cosas más distintas. Y si de verdad quieres clientes tienes que cambiar de estrategia.

En las redes sociales cada vez llegas a menos usuarios y la poquita gente que te ve, te ve venir de lejos. Conoce tus intenciones. Todos quieren comprar, pero no quieren que nadie les venda.

¿Te gustaría conocer estrategias muy sencillas que te ayuden a conseguir Clientes usando las redes sociales?

¿O prefieres seguir presumiendo del número de Fans sabiendo que tus ventas a través de redes sociales se han estancado o cada vez son menores?

Te puede interesar...

¿Cualquier negocio puede triunfar en Internet?

Llevo más de 15 años ofreciendo servicios de transformación digital a empresarios y autónomos de todo tipo. No siempre han llegado los clientes como ahora. En algunas ocasiones me tocó salir a vender, visitar empresas para ofrecerles la posibilidad de crear una página web o una tienda online que les permitiera conseguir resultados en Internet.

Leer Más >>