¿Quieres una página web o quieres clientes?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

No siempre fue así

Ahora mismo tengo una agencia de marketing digital con un equipo multidisciplinar que me permite conseguir objetivos a mis clientes a través de Internet, pero no siempre fue así,.

Cuando tomé la decisión de hacerme autónomo el primer producto que puse a la venta y que vendí fue una página web.

Mis primeros clientes me pagaron en pesetas, así que ya hace tiempo que me dedico a esto, por eso ahora, cuando algún autónomo, emprendedor o empresario contacta conmigo para que le haga una página web les hago siempre la misma pregunta:

¿Quieres una página web o quieres clientes?

Seguro que te han contado o has leído en algún sitio que para no quedarte atrás hoy en día tu negocio tiene que estar en internet, tienes que tener una página web y hasta aquí todo correcto, el problema es que nadie te cuenta qué más hay que hacer.

Permíteme que te lo explique de una forma más visual:

Hace unos cuantos años, parece que muchos pero en realidad no son tantos, en mi pueblo solo había un par de coches.

No hacía falta que fueras taxista para poder obtener rendimiento económico de tu coche, los dos dueños de los coches eran personas importantes para el pueblo, los vecinos empezaron a pedirles ayuda para sus traslados y lo que era un simple producto, un coche, se convirtió en un negocio.

Con el paso del tiempo, tener un coche ha dejado de ser tan importante, en realidad hoy somos conscientes de que tener un coche no es para nada un negocio, es una muy mala inversión que la mayoría de las veces nos vemos obligados a hacer para poder cumplir con las obligaciones diarias: ir al trabajo, llevar a los peques al cole, etc.

Con Internet y las páginas web ha pasado algo parecido.

Cuando yo estaba en el último año de universidad estudiando informática, Internet en España estaba formado por un grupo muy pequeño de páginas, tan pocas que cada mes compraba en el kiosko de mi pueblo una revista en la que venía el listado de páginas web disponibles.

A que es alucinante, pero así era, tenía que esperar un mes para poder navegar por alguna página nueva.

En aquella época tener una página web si que era llegar el primero, el problema era que solo unos cuantos “frikis” navegábamos por Internet.

No pasaron muchos meses y llegaron los primeros buscadores, las páginas ya no cabían en una revista, pero todavía a nivel nacional tener una web era ser de los primeros.

Me lancé a la aventura de ser autónomo por esas fechas y vendí mis primeras páginas web, como había tan poca competencia todos mis clientes aparecían bien posicionados en estos rudimentarios buscadores.

El avance de internet ya era imparable, los buscadores se llenaban cada vez de más resultados.

Tener una web era una gran oportunidad, no hacía falta mucho más, los españoles querían hacer su primera compra por Internet y si tu web estaba ahí tenías ventas aseguradas.

Pensemos ahora en lo que pasa actualmente:

Todo el mundo tiene una web o presencia en las redes sociales, todas las empresas y autónomos, incluso muchas personas que no son autónomos tienen una o varias páginas en forma de blogs, tiendas online, páginas personales, etc.

A esto hay que sumarle la aparición de gigantes como Amazon, Ali Express y cualquiera de las grandes empresas a nivel nacional o internacional: Zara, El Corte Inglés, etc.

**Ahh, espera, que estás pensando que tu empresa ofrece servicios y por lo tanto esto no va contigo

Eso mismo pensaban:

  • los dueños de las aseguradoras hasta que todo el mundo empezó a contratar su seguro por Internet
  • los restaurantes hasta que los usuarios empezaron a solicitar comida a domicilio por Internet
  • los bancos que no saben qué hacer con tanta oficina abierta cuando el 99% de las operaciones ya las hacemos por Internet.

Por citarte tan solo tres sencillos ejemplos.

Regresando a la historia de los coches, tener una web hace unos años era como ser el dueño de uno de los primeros coches, solo por tenerla podrías tener un negocio, pero tener una web hoy en día es como tener un coche, que todo el mundo tiene uno o dos.

Y todo este rollo para volver a poner encima de la mesa la gran pregunta:

¿Quieres una web o quieres clientes?

Sólo una web no es suficiente

Claro que necesitas tener una web, un sitio tuyo, de tu negocio, de tu aventura empresarial, un sitio donde los potenciales clientes sepan más de ti, de tu empresa, de tus productos o servicios, pero al igual que necesitamos un coche para llevar a los peques al colegio, no significa que teniendo una web tu empresa vaya a vender más.

Y no me entiendas mal, claro que Internet es hoy más que nunca la mejor oportunidad para que tu negocio triunfe, para llegar a más clientes de los que imagines, sin desplazarte, sin abrir más sedes de tu empresa, sin hacer grandes inversiones en infraestructura.

Pero eso si, las normas del juego han cambiado y si tu respuesta es la que creo:

Quieres clientes y solo el tener una web no te ayudará, no será suficiente.

Conseguirás el mismo efecto que si compras un coche, si no hay una estrategia que te ayude a conseguir esas ventas que estás buscando no las conseguirás, pasarás desapercibido.

Si compras un coche para tu empresa y no hay una estrategia clara para rentabilizar esta compra, cada día que pase estará perdiendo valor, lo mismo pasará con tu web.

Si no hay una estrategia para rentabilizarla atrayendo potenciales clientes, cada día que pase estará perdiendo valor.

¿Quieres conocer estrategias muy sencillas que te ayuden junto a tu web a conseguir más clientes, más ventas, más rentabilidad de tu presencia en Internet?

¿O tu respuesta sigue siendo “quiero una web” y prefieres invertir en algo que sin estrategia no dará ningún tipo de resultado?

Hoy en día ni siquiera los dueños de las licencias de Taxi tienen el negocio asegurado, hay otros usuarios que usando distintas estrategias se lo ponen cada vez más difícil: Cabify, Uber, Blablacar, etc.

Pues imagina en el mundo online con la facilidad que tiene cualquier persona sin ser autónomo ni empresario de tener su propia página web, su propia página en Facebook.

¿No crees que necesitas conocer estrategias sencillas que te ayuden a entender lo que sí y lo que no hay que hacer para conseguir clientes en Internet?

Te puede interesar...

¿Cualquier negocio puede triunfar en Internet?

Llevo más de 15 años ofreciendo servicios de transformación digital a empresarios y autónomos de todo tipo. No siempre han llegado los clientes como ahora. En algunas ocasiones me tocó salir a vender, visitar empresas para ofrecerles la posibilidad de crear una página web o una tienda online que les permitiera conseguir resultados en Internet.

Leer Más >>

¿Quieres Fans o Prefieres Clientes?

Estoy seguro de que tu empresa, tu negocio o tu mismo si eres un autónomo emprendedor tienes muchos Fans en Redes Sociales y también estoy seguro de que dedicas bastante tiempo a publicar todas las novedades que interesan a tus clientes a través de estos medios: fotos de nuevos productos, descripción de nuevos servicios, ofertas, descuentos, …

Leer Más >>